Algunos dirán que en el fútbol solo interesa ganar y otros, más cándidos, seguiremos pensando que si esto es un espectáculo también importa gustar

Jorge Valdano