San Telmo con carácter bohemio es de los barrios de mayor antigüedad y por consiguiente lugar de los primeros asentamientos urbanos de Buenos Aires. La zona conserva en gran parte la arquitectura original con edificios de elegantes fachadas (algunas visiblemente deterioradas), imponentes casonas hoy en día transformadas por el desarrollo turístico en hostales o en casas particulares para el alojamiento de visitantes que bien sea por temas de presupuesto o por filosofía de slow travel eluden los hoteles de lujo para disfrutar la experiencia bonaerense en un contacto más cercano con el ciudadano porteño.

Seguir la ruta de sus calles adoquinadas, parar en sus clásicos cafés de ambientación europea, decoración artística y lámparas elegantes donde seguramente tuvieron charlas literarias Borges o Cortazar, se crearon poemas o se inspiraron libros, se habrán agitado debates futboleros o probablemente Gardel haya participado de tertulias tangueras; sin objeción estos lugares se convirtieron en símbolo de la cultura de Buenos Aires y  por ende en patrimonio de la Argentina.

Visitar el Mercado de San Telmo es una de las actividades iniciales que se recomienda hacer para conocer el ambiente cotidiano de los habitantes del barrio y a su vez dejarse impregnar por lo histórico del edificio aventurándose entre puestos de antigüedades, artesanías, clásicos discos de acetato o juguetes de mediados del siglo pasado. De igual manera, es posible hacer las compras de todo lo necesario para la cena o tomarse un rico café mientras se oye las historias de los vendedores locales.

Domingo de Feria y Arte

Los domingos en la mañana el barrio recobra un carácter especial porque se lleva a cabo la tradicional feria de San Telmo, concentrándose principalmente en Plaza Dorrego donde se instalan puestos de ventas de anticuarios y se prolonga por varias calles aledañas pasando por la esquina entre Defensa y Chile de parada obligatoria para retratar el encuentro con la estatua de Mafalda, el estelar personaje de cómics creado por el humorista gráfico Quino y que logra concentrar gran cantidad de curiosos. Y, es que más allá de las antiguedades, en la feria es posible encontrar todo tipo de artesanías desde cerámicas hasta los más novedosos souvenirs de los equipos del fútbol argentino.

Plaza Dorrego

Exposición de artistas callejeros en Plaza Dorrego.

Plaza Dorrego es el escenario idealizado por los artistas callejeros para exponer sus creaciones, su sensibilidad, para plasmar un mensaje. El lugar adquiere ese aire bohemio en parte a la arquitectura de sus antiguas casonas convertidas con el tiempo en bares con terrazas para apreciar el aire libre, y sofisticados restaurantes. A ritmo de Tango con improvisadas pistas de baile y con espectáculos de titiriteros en plena calle se completa el plan dominguero en San Telmo.

Plaza Dorrego

 

Mafalda en San TelmoEl paseo por la feria no puede terminar sin una buena cerveza y una de las especialidades gastronómicas del país, el churrasco. Después de recargar energías la ruta nos pone en frente de la Iglesia Nuestra Señora de Belén- Parroquia de San Pedro Telmo, una de las más antiguas de Buenos Aires y declarada Monumento Histórico Nacional, la construcción es de gran valor arquitectonico y resalta aún más el ya elogiado paisaje urbanístico del barrio.

iglesia nuestra señora de Belén

El espíritu bohemio y las expresiones de arte al aire libre es un imán que atrae a miles de viajeros. Para nosotros fue excelente elegir San Telmo como lugar inicial de nuestro viaje por la Argentina. Coincidir en sus calles con trotamundos de cientos de países, inspirarse de esa energía viajera y enriquecer culturalmente con sus historias extremas por la ruta. San Telmo tiene tanta vida de día como de noche. Los días pasan de manera muy dinámica visitando sus principales lugares de interés, como puede ser el Parque Lezama, el cual algunos historiadores le otorgan carácter fundacional de la nación.

Además, el recorrido incluye el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, el paseo de la Historieta, iglesias y monumentos, y es imposible dejar de lado las clásicas confiterías para degustar unos deliciosos alfajores y variedad de dulces y postres argentinos. En las noches la movida se concentra en sus cafés y bares donde algunos ofrecen shows de Tango o tocan pequeños grupos de Rock y entre cervezas vamos aprendiendo más de la cultura porteña.

caminando por San Telmo

San Telmo al llegar la noche.

Sin duda San Telmo fue un gran abre bocas de nuestra ruta argentina. En próximos capítulos continuaremos con otros fascinantes lugares de un país que tiene mucho por ofrecer.

Gracias por leer y compartir. Los esperamos en las redes sociales.

Categorías: destinosinicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

destinos

17 Pueblos Patrimonio de Colombia que debes conocer

Colombia es un país de inmensa variedad de paisajes naturales, de regiones con tradiciones y culturas muy diversas. Para el viajero descubrir Colombia es un llamado a la aventura, a vivir una experiencia única en Leer más…

anécdotas de fútbol

RIVER PLATE: LA GRANDEZA DEL MILLONARIO

Continuando mi experiencia por Buenos Aires en Capitales del Fútbol, dejo La Boca para moverme a cancha de River, al norte de la ciudad en inmediaciones de los barrios de Belgrano y Nuñez, zona de Leer más…

destinos

WILLIAMSBURG: CAPITAL HIPSTER DE NUEVA YORK

Williamsburg es uno de los principales barrios de Brooklyn con un especial contraste de una antigua zona industrial y un magnifico aire moderno, donde se mezcla diferentes culturas y conviven comunidades tan disimiles como los Leer más…